Trucos sencillos para mejorar la imagen de tu televisor ultraplano gratis

Muchos usuarios deciden cambiar su viejo televisor por uno flamante. Leen las revistas, consultan los blogs y se llevan ése que todo el mundo recomienda. Por desgracia, una vez colocados todos los cables en su sitio, se dan cuenta de que el aparato no se ve tan bien como esperaban. Es un caso muy común, y antes de echarse las manos a la cabeza y pensar que los de la tienda nos han vendido una castaña, es mejor perder unos minutos en configurar bien el televisor. Los profesionales recomiendan unos pocos trucos que pueden ayudar.
1-En primer lugar, no basta con colocar el televisor en cualquier sitio. Mucha gente tiende a dejarlo en el viejo rincón donde antes estaba la pantalla de rayos catódicos, pero los televisores actuales se comportan de manera distinta y tienen diferente luminosidad. En su caso, es mejor buscar el sitio de la habitación donde mejor se ve la televisión, y colocarlo allí, aunque esto implique prolongar el cableado eléctrico.
tv-2
2-A continuación hay que echar un vistazo a los parámetros de imagen. Hay muchas pantallas que desde la tienda o desde la fábrica vienen con todo graduado al máximo, para qué parezcan imágenes muy brillantes y con muchísimos colores. Eso no significa que los colores sean realistas. En la mayoría de los casos, no hace falta acudir a los servicios de un profesional para sacar partido del televisor. Hay algunos, certificados THX, que en su interior albergan un completo sistema de calibrado. Basta con seguir cuidadosamente las instrucciones.
3-En los demás hay que proceder por partes. En primer lugar, hay que graduar el contraste y el brillo. Se trata de regular el primero hasta obtener el negro más oscuro posible, pero compensando con el brillo de manera que no se pierda la blancura del blanco. Hay una combinación perfecta de ambos que no resultará difícil de encontrar. Después de esto, hay que entrar a saco con el color de manera que no parezca un póster de turismo, y que los colores no sean tan fuertes que se metan unos en otros. Hay quien utiliza una buena foto doméstica bien iluminada para regular los colores. Bastaría cargar la foto en una llave USB y conectarla al puerto correspondiente. Así, usamos colores con los que estamos familiarizados. Por fin, hay que regular la nitidez. Las imágenes deben de ser muy claras y con los bordes bien perfilados, pero sin pasarse. No deben verse dobles bordes o dobles líneas en los bordes.
tv-3
4-No todo el mundo se siente cómodo cambiado los parámetros de imagen. Entonces es mejor que trabajen a partir de los modos de imagen pregrabados de fábrica. Suele haber un modo dinámico, muy brillante cargado de colores, que los fabricantes ponen para que el televisor resalte en la tienda. Así que lo mejor es salir de él. Para ver las películas es mejor utilizar un modo cine o movie o cinema. Cada fabricante lo llama de una manera, pero todos coinciden en que las imágenes son mucho más suaves y realistas. A partir de ahí, todavía es posible hacer algunos pequeños ajustes. Una vez alcanzado el ajuste perfecto para cine, es mejor grabarlo dentro de los ajustes personalesLo ideal sería configurar un modo personal para cine, otro para ver partidos de fútbol en la televisión, etc.
5-Todos los fabricantes introducen una serie de circuitos y algoritmos de proceso que sobre el papel mejoran la imagen. Hay todo tipo de filtros de ruidos, y en ocasiones hacen más daño que beneficio. Para saberlo, es mejor conectar una buena fuente, un DVD con una buena película o mejor un Blu-ray, y reproducir una película bien definida y con amplia gama de colores con todos los sistemas de mejora de imagen desactivados, e incluso, si es posible, con esos dobladores de velocidad que pasan de 100 a 800.000 Hz también desactivados. Seguir activandolos uno por uno y por separado para comprobar si introducen alguna mejora en la imagen, o si simplemente la difuminan para camuflar los errores. No hay que olvidar que muchos de estos filtros sirven sobre todo para mejorar imágenes de baja calidad como las grabaciones domésticas o las procedentes de VHS, e incluso muchas bajadas de Internet. La televisión de alta definición o el Blu-ray no suelen necesitar filtros de mejora.
tv-4
6-Hay que desterrar toda pereza, y es mejor reproducir cada contenido con su formato original. Una buena parte de los canales de televisión empiezan a pasarse al 16:9. Algunas películas están en formatos más alargados que requieren la aparición de barras negras por encima y por debajo, por ejemplo el 2.35:1. Es mejor proyectar en el formato elegido por el director de manera que no se distorsionen las imágenes.
7-Cuidado con los cables. Muchos vendedores que insistirán en que todo va a mejorar si te llevas unos cables carísimos. Es cierto en parte con las imágenes analógicas, pero también hay que tener en cuenta que llega un punto en que cualquier mínima mejora cuesta miles de euros. En el caso de las conexiones digitales HDMI, hay que procurar que el cable tenga un precio aceptable, quizás sobre los 20 o 30 euros, pero sobre todo que no sea demasiado largoLas conexiones más largas precisan de cables más caros tanto en analógico como en digital.
tv-5
8-Procurar que la luz esté controlada. Si después de todo este esfuerzo hay luces que rebotan en la pantalla, es un esfuerzo vano. Mientras esté encendido el televisor, hay que apagar aquellas luces y cerrar las cortinas de las ventanas que se reflejen en la pantalla.